Retratando al deseo

Sin título, 2016

Entrevista a Cuauhtémoc Suárez por Sally Roussó

compartir           

Sally Roussó: Históricamente la mujer ha sido vista por el artista como fuente de inspiración, y pocas veces ha estado del otro lado.
En esta era donde Internet ocupa nuestras vidas, hay una emergencia en el espacio virtual por nuevas formas de entendernos como mujeres y de producir deseos propios. Hay un bombardeo de sensualidad que está dejando de fabricarse unilateralmente. ¿Consideras que esta constelación de imágenes provocadoras, por su carácter sexual, fortalecen un status quo del pensamiento heteronormado o abren interrogantes del cómo se pueden mirar-consumir otro tipo de cuerpos?

Cuauhtémoc Suárez: Me gusta pensar en la fotografía como un registro de sucesos provocados que despiertan la curiosidad del autor. Este documento visual puede tratarse de algo totalmente ajeno para quien realiza las imágenes, algo que está fuera de su control. También hay quien dispone ciertas situaciones y desde ese escenario captura un registro. Hay otros que de forma más onírica, llevan a la realidad material que hay en su imaginación.

A mí me mueve e inspira crear dispositivos desde los cuales la observación e interacción con las mujeres que retrato, revelen una vivencia, la percepción de mí mismo y, a la vez, se vaya generando mi propio avatar en el proceso. Un avatar que se desenvuelve bajo una identidad virtual a través de Internet.

Sin título, 2014

En nuestra generación de nacidxs a finales de los años ochenta y en los noventa, existe una adicción a exhibirse virtualmente, a la aprobación por el otro y a competir por la búsqueda de popularidad.
Pensando en cómo hoy son consumidas las imágenes y las identidades por los nuevos canales de circulación de información, ¿cómo vas decidiendo dónde publicar tus fotografías?

Buscar la aprobación de la sociedad no es ninguna novedad para los seres humanos pero sí lo es nuestra forma de mostrarnos actualmente. Lo es también, el deseo por construirnos un avatar y esto va definiendo nuestro momento histórico. El poder comunicarnos en una red global es una situación relativamente nueva y aún nos estamos acostumbrando.

El reconocernos y experimentarnos en este reflejo nos está tomando tiempo. Me interesa que mi trabajo funcione como parte de ese espejo y que registre su alrededor.

En esta red, lo que vivimos está relacionado con encontrarnos por primera vez ante un nuevo espejo.

Sin título, 2016

La web es útil para viralizar denuncias por parte de lxs usuarios. Ahora cualquiera que tenga acceso a esta red puede hacer pública una queja o violencia vivida.

Existe urgencia por señalar y subsanar situaciones donde la mujer sigue siendo vista como un objeto y sin duda el arte, las acciones personales y las relaciones que establecemos cada día son herramientas para lograr vidas más vivibles.

¿Consideras que tu trabajo contribuye a un escenario desigual entre géneros o que muestra una forma de disfrute de la sexualidad?

Es un tema en el que constantemente me siento con la responsabilidad de reflexionar y que ha dado pie a lo que considero los matices más relevantes de mi trabajo. Siempre he buscado establecer lazos estrechos con quien colaboro, incluso podría decir que esa confianza desarrollada es, después de mi cámara, mi principal herramienta como fotógrafo.

Se trata de una cuestión de integridad, de respetar a quien decide modelar en una sesión. Cada vez procuro capturar más detalles, que de alguna manera pueden interpretarse como ofensivos. Por esta misma relación de confianza, entiendo el empoderamiento que puede significar para las retratadas exhibir un fragmento de su intimidad.

Actualmente mantengo una buena relación con la mayoría de las mujeres que he fotografiado. Con las que no, busco prestar mucha atención a aquello que pudiera haber originado un distanciamiento. Todo esto parte de mi interés inicial por decidir con quién trabajar, alguien que sea clara en sus intenciones. Intento priorizar cada vez más una relación de cercanía, amistad y admiración mutua. Busco que mis retratos hablen de eso, más que de la belleza física.

Más allá de normalizar la atención hacia el cuerpo femenino, mi intención es la de retratar a seres humanos que me resultan inspiradores por una gama amplia de cualidades. Como fotógrafo, me da cierta tranquilidad saber que los seguidores de mi trabajo, en su mayoría, no hacen comentarios de forma ofensiva.

Sin título, 2015

Sin título, 2016

Me parece que el camino para erradicar la violencia, en general, está en la empatía.

En una entrevista mencionabas a Lina Scheynius, como una de tus artistas favoritas. Esta fotógrafa sueca, quien fuera modelo, dedicó uno de sus libros a una serie de imágenes, donde el protagonista era su novio de entonces. Pensando en la inversión de roles entre fotógrafo y modelo, me gustaría preguntarte si alguna vez has posado para alguna de tus modelos.

Sí, en general, busco el ejercicio de dejarme retratar por quien sienta empatía.

Particularmente en tu trabajo, ¿cómo es la relación que sucede entre fotógrafo y modelo?

La relación con quien trabajo es lo más importante para mí. Las tomas suceden en donde se pueda. Me gusta la idea de que el espacio se vuelva otro protagonista en mis fotos, un personaje cuya personalidad hable por sí misma.

“Como fotógrafo hay mucho aprendizaje estando del otro lado de la lente.”

¿Qué importancia tienen los escenarios íntimos en la creación de tu obra?

Tienen mucha relevancia, pero con características muy diferentes dependiendo del paso del tiempo. He estado trabajando para que el escenario sea una relación entre la modelo y yo.

La presencia de la erotización en la fotografía es casi tan vieja como la disciplina misma, ¿Cómo aportas algo fresco a esta historia de las imágenes?

Más que interesarme en aportar algo fresco, estoy empeñado en mostrar algo auténtico, que transmita mi observación de las personas con las que trabajo.

Sin título, 2016

¿Podrías contarnos cómo surge y cuáles son las intenciones de la iniciativa “Deseo Lascivo”?

Fue un ejercicio fotográfico en forma de columna que desarrollé junto con el fotógrafo Alan Yee. Esta iniciativa surgió por mi admiración a su trabajo. Lo conocí en un blog que se llamaba Deseo by Alan Yee. Le propusimos a Vice hacer una colaboración y así inició, bajo la intención de sólo tomar fotos para transformarse en una plataforma magnífica desde donde compartimos el diálogo creativo con otro fotógrafo.

Lo máximo que me dejó “Deseo Lascivo” fue el entendimiento de que para lograr algo, sólo hay que poner manos a la obra.

Finalmente, ¿cuáles son tus revistas favoritas dedicadas a la moda y el erotismo?

Me gusta mucho C-Heads, P Magazine, Oyster, Dazed & Confused, Superheromag. Aunque casi no veo revistas, en realidad todo lo que miro de fotografía está en Internet y en las redes sociales.

Sin título, 2017



Cuauhtémoc Suárez
Ciudad de México, 1985

Está interesado en la interacción social que hace posible el uso de la fotografía, para abordar temas relacionados a la cultura juvenil y la intimidad.
Su trabajo visual se centra en el género del retrato femenino, para develar desde una experiencia vivencial: la complejidad de la existencia, la percepción del yo y la generación de un avatar que se desenvuelve virtualmente a través de internet.

Sally Roussó
Ciudad de México, 1991

Estudió Comunicación y Periodismo en la UNAM. Colaboró en la revista Nylon México, así como en diversas publicaciones digitales de moda y arte. En 2012 fundó Be Black Magazine, revista fotográfica digital. Actualmente es parte de Delirios de bolsillo, propuesta de arte efímero que desarrolla en colaboración con la artista Alina Sánchez.