Emojis




Arte conceptual

En 1967 el artista Sol LeWitt escribió, “la obra no suele depender de las habilidades manuales del artista, porque la idea se convierte en una máquina de hacer un arte que no es teórico ni ilustrativo de teorías: es intuitivo, se relaciona con todo tipo de procesos mentales y no tiene un propósito fijo”.

Actualmente gran parte de la producción artística se encuentra influida por el arte conceptual. Podemos decir que se debe a que éste le da su cualidad de producción simbólica contemporánea, donde la idea es un campo de exploración tan amplio como los límites del lenguaje. Esto lo diferencia con el arte asociado a lo moderno, donde se privilegia la búsqueda a través de la forma plástica y sus vínculos con el uso del color, la composición, la luz y la materia.

Durante la década de 1990, en México vimos crecer exponencialmente al arte contemporáneo a raíz del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Como ejemplo de esta época, podemos identificar el uso del medio fotográfico en la obra de Gabriel Orozco, derivado del arte conceptual de la década de 1960. Para el escritor e historiador Olivier Debroise, Orozco introduce un concepto de la creación artística que se deriva de la fotografía en su aspecto más puro de registro y conservación, pero no de expresión. El artista además realiza acciones en el espacio real, con el propósito único de componer una fotografía, y en este sentido, se aleja del interés representacional de la foto.
Orozco actualmente es considerado un ícono del arte como mercancía y producto de especulación, sin embargo en sus investigaciones anteriores, nos mostró cómo el arte podía ser escurridizo de los espacios de exhibición tradicionales o legítimos y de los convencionalismos estéticos que se habían conformado como norma creativa.






COMPARTIR





RELACIONADOS