Emojis




Cotidiano

El surgimiento de la ciudad moderna trajo consigo a un individuo constituido como un paseante cuya experiencia para acceder a la realidad se transformaba en las calles y en su encuentro con lo cotidiano y lo inédito. La figura del flâneur (paseante) ha sido encarnada por las ideas de Charles Baudelaire y Walter Benjamin para llevarnos a imaginar cómo se construye un hacer colectivo a través de experiencias marcadas por las cualidades de una urbe.

Entre las décadas de 1940 y 1960, la fotografía de acera documentó a numerosos caminantes asiduos a la Ciudad de México que por su andar aparentaban formar parte en una escena de crimen.

En el ámbito de la literatura, muchos de nuestros escritores nos dejaron valiosos relatos de la vida citadina, algunos provocadores como los de Salvador Novo, otros más solemnes como los de Octavio Paz. En la época contemporánea aparecieron otro tipo de paseantes que develaron ciertos usos de lo cotidiano. Un ejemplo de ello es Francis Alÿs, artista belga que ha reflexionado en torno a la ciudad a través de recursos poéticos de la imagen. Podemos recordar también la presencia de lo subjetivo en las obras que Sophie Calle genera entro lo cotidiano y lo íntimo.






COMPARTIR





RELACIONADOS