Emojis




Migración

Existen fronteras físicas y simbólicas que podemos asociar con nuestro cuerpo: el territorio político que habitamos o el género que interpretamos performáticamente en nuestra vida. La historia del arte, por su parte, está asociada a un red de tránsitos conceptuales, migratorios e íntimos.

En las aproximaciones visuales relacionadas con lo fronterizo, encontramos los actos performáticos de Guillermo Gómez Peña y su colectivo La Pocha Nostra, quienes se han interpretado como seres híbridos, aborígenes y cyborgs para recordarnos que nuestro cuerpo e identidad son productos de un laboratorio sociopolítico y transfronterizo. En ese sentido, la psicóloga chimpancé del filme El Planeta de los Simios, llamada Dra. Zira, es interpretada por la artista Coco Fusco para dictar conferencias en torno a cuestiones de biotecnología, geopolítica, migración, raza y feminismo.

Con Internet y la accesibilidad a nuevas formas de editar la información, nos enfrentamos a un escenario, donde las fronteras se diluyen y, en ocasiones, se refuerzan; donde también las legislaciones internacionales han terminado por llamar a su contraparte territorial, más allá de la palabra migrante, alien. En este mundo de monstruos políticos nos queda citar una de las frases del Frankenstein cinematográfico: “Si todos odian a los miserables, ¿cómo no han de odiarme a mí, que soy el más miserable de los seres humanos?”






COMPARTIR





RELACIONADOS